Mi madre, orgullosa de los dibujos de su niña, los iba enseñando a sus amigos con la suerte de que una de ellos organizaba exposiciones en un bar llamado “El Botín Zaragoza” y me propuso exponer. El día acompañaba, estábamos en la inauguración de la expo anual de mi tío Jesus Monge. Casi como una ilusión lejana, iba pasando el tiempo hasta que llegó el momento y tuve una fecha concertada. ¡Un espacio para que mis dibujos vean la luz! ¡pero si yo dibujo en mi casa como hobby, mirando vídeos en youtube y casi siempre como terapia de relajación! da igual, la ilusión mueve montañas (o eso me digo a mi misma) y lápiz en mano empecé a dibujar a mi manera.

¿Qué puedo exponer? ¿Qué le podría resultar interesante a la gente? La verdad es que quería encontrar algo con lo que me sintiera identificada y cómoda. …¡Los felinos! estoy segura de que fui gato en otra vida, o león o tigre, quién sabe… Son elegantes, juguetones, señoriales, tienen algo que hipnotiza…así que lo vi claro enseguida, ése es el tema de mi exposición, y la luz, el elemento principal, felinos que salen de la oscuridad… Así leído no está mal, ¿no? ¿Qué os parece el resultado?